Artículos

Haciendo que el aprendizaje híbrido funcione

Haciendo que el aprendizaje híbrido funcione

En días pasados tuvimos la oportunidad de asistir a un webinar organizado por la empresa Netspeed learning, sobre este tema y nos encantaría compartir con nuestra comunidad, los aportes que ellos hacen sobre el aprendizaje hibrido.

El mundo laboral está evolucionando a un ritmo vertiginoso, en los dos últimos años hemos transitado del trabajo presencial al remoto y luego al hibrido. Hoy en día la tendencia mundial está siendo permanecer en este último esquema, donde una parte de la fuerza de trabajo está en la oficina y otra se mantiene en remoto, aprovechando las ventajas que la tecnología nos permite actualmente.

Este cambio ha impactado también los procesos de formación que se desarrollan en las organizaciones, los cuales se mantienen con más protagonismo, porque las empresas requieren tener a sus equipos actualizados y a tono con las habilidades que demanda la realidad post pandemia y los tiempos futuros.

El reto se presenta cuando competimos por el tiempo y la atención del trabajador para que ejecute las acciones de su Plan de Desarrollo. Diseñar soluciones de aprendizaje que sean más innovadoras y que tengan mayor alcance para preparar a los empleados para un mejor desempeño o nuevas responsabilidades, se convierte en el gran acertijo a resolver.

La modalidad de aprendizaje hibrido ha resultado ser una alternativa efectiva, para llegarle a ambas poblaciones de trabajadores (presencial y remoto), pero ha demostrado ser un desafío, por ello te mostramos sus beneficios, necesidades de los participantes y elementos a ser considerados para lograr experiencias de aprendizaje significativas y satisfactorias.

Beneficios del Modelo de Aprendizaje Hibrido.

  • Es flexible, asequible y eficiente.
  • Permite reforzar lo aprendido
  • Favorece una administración efectiva del tiempo.

Necesidades de los participantes, a tener en cuenta para lograr experiencias de aprendizaje significativas y satisfactorias.

  • Sentirse incluido o ser visible en ambas audiencias
  • Tener acceso completo al contenido y a los materiales
  • Recibir soporte técnico si surgen problemas
  • Recibir expectativas e instrucciones claras para las actividades
  • Tener oportunidades para contribuir con ideas
  • Ser capaz de resolver problemas relevantes
  • Colaborar en entornos virtuales y de ubicación compartida
  • Sentir que el tiempo es aprovechado al máximo.

Elementos a considerar para tener éxito usando esta modalidad.

  • Es importante realizar las pruebas de tecnología, con antelación ambas modalidades.
  • Las instrucciones de todo el evento deben ser claras para ambas audiencias.
  • Debe haber una persona encargada de resolver los problemas técnicos que puedan surgir antes, durante y después el evento.

En caso de que el evento sea con un facilitador presencial:

  • Es necesario tener un cofacilitador o un host que atienda a la audiencia de la sesión virtual.
  • El facilitador debe presentarse directamente a los participantes que asisten a la sesión remota.
  • El facilitador debe tener identificado el espacio en el cual podrá moverse en la tarima, porque de otro modo, los participantes en la sesión virtual lo perderán visualmente.
  • El facilitador debe estar atento para hacer contacto visual con ambas audiencias, viendo directamente a la cámara.
  • Las ayudas audiovisuales deben salir desde la plataforma en línea que se esté usando.
  • Si buscamos generar interacción frecuente, (sugerido 3 min) esto permitirá mantener atentos a, sobretodo a la audiencia virtual, que es la más propensa a perder rápidamente la atención.
  • Es importante estar atento al engagement que se está logrando en ambas audiencias, con las interacciones.
  • La audiencia virtual debe sentir que está viviendo la experiencia igual que las personas que están en sala. Se debe garantizar igualdad de actividades y oportunidades para participar a ambas audiencias.
  • Sugerir al grupo presencial que ingrese al grupo online, permitirá que todos tengan experiencias similares al momento de las actividades o de hacer encuestas.
  • Evitar mantener más atención en la audiencia presencial que en la online.
  • Incluir aplicaciones para mediciones, así como trabajo en grupos para apostar al dinamismo de la sesión.
  • Validar los aportes y las contribuciones de cada participante, preferiblemente por su nombre.

En caso de que el evento sea con un facilitador virtual, aplican todas las anteriores, incluyendo el cofacilitador o el host que atendería, en este caso, a la audiencia de la sala presencial.

Para finalizar, nos encantaría leer tus comentarios sobre estos tips del aprendizaje hibrido y cuáles nos puedes compartir desde tu experiencia, para hacer esta práctica mucho más fluida.

 

Volver al blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *